Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La política es clave en cuanto a la perspectiva de los estadounidenses sobre la COVID-19, muestra una encuesta

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 23 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- Al nuevo coronavirus la política le es indiferente. El único objetivo del patógeno es infectar, propagarse y prosperar.

Pero lo que seguramente no es sorprendente en unos EE. UU. muy divididos es que resulta que las inclinaciones políticas tienen un importante rol en la actitud respecto a los esfuerzos de prevención de la COVID-19.

Los republicanos tienden a estar mucho menos preocupados que los demócratas sobre la pandemia de la COVID-19, y por tanto es menos probable que tomen medidas para evitar la infección, según una nueva encuesta de HealthDay/Harris Poll.

El doble de republicanos cree que la reacción de EE. UU. a la pandemia de COVID-19 es exagerada, un 52 por ciento, frente a un 26 por ciento de los demócratas, muestra la encuesta.

Los republicanos también son más propensos que los demócratas a mostrar optimismo de que la COVID-19 estará bajo control a principios de 2021 (un 66 frente a un 48 por ciento).

Quizá, como resultado, unos siete de cada 10 republicanos dijeron que aceptarían ciertos riesgos cuando se trata de la COVID-19 con tal de vivir como quieran, en comparación con unos cuatro de cada 10 demócratas.

Además, ocho de cada 10 demócratas (un 82 por ciento) dijeron que "siempre" usan una máscara para salir, en comparación con un 66 por ciento de los republicanos.

De forma similar, el doble de republicanos piensan que las restricciones sobre las reuniones debidas a la COVID-19 se deberían levantar en todo el país, un 55 por ciento frente a un 26 por ciento de los demócratas.

"Las actitudes de los estadounidenses sobre la COVID-19 han sido profundamente influidas por su inclinación política", señaló Robyn Bell Dickson, directora general de The Harris Poll. "Aunque quizá no sea para nada sorprendente ver una división política en los resultados, la magnitud de la diferencia entre los republicanos y los demócratas no solo fue inesperada, sino también alarmante, dado que un frente unido solo puede ayudarnos a que todos nos movamos en la dirección correcta".

Douglas Kriner, profesor de gobierno de la Universidad de Cornell, en Ithaca, Nueva York, dijo que los resultados de la encuesta no le sorprenden, aunque "la respuesta a la COVID-19 no es un tema intrínsicamente partidista o ideológico".

La opinión estadounidense solo refleja el abismo que se ha abierto entre los líderes políticos de EE. UU., lamentó Kriner.

"La división partidista en tantas preguntas relacionadas con la COVID-19 no resulta sorprendente, dada la intensa polarización de la élite sobre el tema, fomentada en gran parte por la misma administración de Trump", observó Kriner. "Muchos estadounidenses observan con regularidad las cuestiones políticas (incluso a las que tienen respuestas objetivas, por ejemplo si el desempleo se está reduciendo o aumentando), a través de una perspectiva partidista".

Los estadounidenses tienen la oportunidad al final de la brutal temporada de campaña actual de unirse y luchar contra la COVID-19 como un frente unido, pero Kriner no se siente optimista de que vaya a ocurrir.

"Las divisiones observadas en esta y otras encuestas son fomentadas sobre todo por la división partidista en la retórica de la élite", lamentó Kriner. "Si los líderes políticos pudieran llegar a un acuerdo tras las elecciones para despolitizar el tema de forma activa, quizá podamos avanzar hacia un consenso nacional sobre cómo combatir al virus, pero dista mucho de ser una certeza".

Lynn Bufka, directora sénior de transformación y calidad de las prácticas de la Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association), se mostró de acuerdo en que "cuando los líderes apelan a lo que es mejor para la mayoría, la comunidad, esto puede hacer una diferencia".

Dijo que "con algo de suerte, los cambios en la forma en que el liderazgo responda a esto ayudará a despolitizar mientras continuamos, porque seguiremos teniendo a la COVID entre nosotros hasta que haya una vacuna. Politizarlo no ha resultado en una reducción en las tasas de infección".

Y, añadió Bufka, "estoy segura de que los demócratas quieren seguir haciendo lo que quieran con sus vidas tanto como los republicanos. Es una cuestión de conocer los riesgos frente a los beneficios de distintos tipos de cosas. Creo que es parte del desafío al que todos nos enfrentamos, e intentar plantear estos dilemas de la forma menos política posible, sino subrayar de verdad los beneficios de ciertas decisiones para la sociedad en general".

La encuesta en línea de 2,021 adultos fue realizada por The Harris Poll entre el 8 y el 12 de octubre.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Robyn Bell Dickson, managing director, The Harris Poll; Douglas Kriner, professor, government, Cornell University, Ithaca, N.Y.; Lynn Bufka, PhD, senior director, practice transformation and quality, American Psychological Association; HealthDay/Harris Poll, October 2020

Last Updated: