Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Fauci siente un 'optimismo cauto' de que habrá una vacuna contra la COVID-19 a finales de año

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 21 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- El Dr. Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de Estados Unidos, dijo el miércoles que siente un "optimismo cauto" de que habrá una vacuna contra la COVID-19 lista para finales de año.

Contra el trasfondo de una pandemia que ha acabado con las vidas de más de 220,000 estadounidenses, Fauci anotó que el "método estratégico" de Estados Unidos para desarrollar una vacuna parece estar dando frutos. Señaló que seis compañías de EE. UU. están trabajando las 24 horas para facilitar los ensayos sobre las vacunas o para reunir los suministros necesarios para distribuir una vacuna contra el coronavirus cuando esté lista.

Múltiples estudios están evaluando tres métodos para las vacunas, dijo Fauci. Y cinco de esos estudios ya están en la fase 3, lo que significa que se están realizando pruebas en grandes grupos de personas.

"Nos sentimos confiados en que es probable que tengamos una respuesta entre mediados de noviembre y principios de diciembre", comentó Fauci en una reunión virtual de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America).

Aunque enfatiza que no hay garantías de éxito, Fauci dijo que siente un "optimismo cauto de que, de hecho, tengamos una vacuna segura y efectiva a finales de año, que podamos distribuir al llegar el 2021".

Al mismo tiempo, Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU., se esforzó por presentar un panorama realista sobre los significativos obstáculos que están por venir.

Hay "algunas poblaciones que muestran un gran grado de escepticismo y renuencia a vacunarse", advirtió. Los negros y los hispanos de Estados Unidos son mucho menos propensos que los blancos a decir que sin duda se vacunarán una vez haya una opción disponible, anotó.

"Tenemos el desafío de lograr que esas personas se involucren, de forma que podamos ofrecerles la protección que sentimos que las vacunas brindan", añadió.

Los cinco pasos de la prevención

Fauci también apuntó que las disparidades raciales y étnicas han sido una característica clave de la experiencia de la pandemia, hasta la fecha. Anotó que, por ejemplo, las personas de color con frecuencia se encuentran en líneas de trabajo que las ponen en un mayor riesgo de exposición en primer lugar, "mucho más que otras poblaciones".

"Además, tienen un nivel más alto de comorbilidades subyacentes, que las predisponen a unos resultados graves", apuntó Fauci. El resultado es que, entre marzo y octubre, el riesgo de ser hospitalizado por la COVID-19 llegó a casi 400 por cada 100,000 estadounidenses negros, latinos y amerindios, en comparación con menos de 90 por cada 100,000 estadounidenses blancos.

Fauci también aludió al problema de lograr que el público estadounidense adopte las medidas de seguridad establecidas que promueven expertos como los Institutos Nacionales de la Salud de EE. UU.

Éstas incluyen "el uso universal de máscaras o cubiertas faciales de tela; mantener la distancia física cuando sea posible; el punto importante de evitar las multitudes en los ámbitos grupales, sobre todo en interiores; intentar hacer las cosas al aire libre siempre que sea posible, en lugar de en interiores; y lavarse las manos con frecuencia", enumeró.

"Se ha mostrado que tan solo esas cinco intervenciones de salud pública en múltiples ámbitos tienen un importante impacto en la prevención de los aumentos y en la disminución de los aumentos una vez ocurren", aseguró Fauci.

En cuanto a la COVID-19 misma, Fauci anotó que, en más o menos ocho de cada 10 casos, la enfermedad es entre leve y moderada. "Sabemos que entre un 40 y un 45 por ciento de las personas no tienen absolutamente ningún síntoma. Pero entre los que sí los tienen, alrededor de un 81 por ciento son entre leves y moderados, y de un 15 a un 20 por ciento son graves o críticos, con una tasa de mortalidad en los casos que varía de un porcentaje bajo a entre un 20 y un 25 por ciento entre las personas que requieren ventilación médica".

Nadie está libre de riesgo

Fauci enfatizó que aunque las personas mayores y las que tienen afecciones preexistentes, como la obesidad y la enfermedad cardiaca, podrían ser las más vulnerables a los peores estratos de la COVID-19, los estadounidenses jóvenes y por lo demás sanos no carecen de peligro.

A lo largo del desarrollo de la pandemia, los profesionales clínicos han podido reconocer a la disfunción cardiaca como otro importante problema que puede conducir a la muerte súbita, incluso en individuos relativamente jóvenes. También, los trastornos neurológicos, las lesiones renales agudas y los coágulos sanguíneos a veces conducen a accidentes cerebrovasculares en personas jóvenes y por lo demás sanas, apuntó.

Y la COVID-19 también implica un grave riesgo para algunos niños, añadió, "y ya se han reportado más de 800 casos" de un síndrome inflamatorio multisistémico, que se ha denominado SIM-N.

Además, incluso tras lo que puede parecer una recuperación completa, Fauci advirtió que algunos pacientes desarrollan lo que se llamó un síndrome post COVID-19. En general se caracteriza por falta de aliento, fatiga y dolores musculares, "además de lo que las personas denominan lagunas mentales, es decir una dificultad real para enfocarse y concentrarse".

Más información

Para más información sobre la COVID-19, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Anthony Fauci, MD, director, U.S. National Institute of Allergy & Infectious Diseases, U.S. National Institutes of Health, and member, White House Coronavirus Task Force; Infectious Diseases Society of America, virtual meeting, Oct. 21 to 25, 2020

Last Updated: