Distraídos por los teléfonos inteligentes, los peatones acaban en emergencias

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 5 de diciembre de 2019 (HealthDay News) -- Los conductores ya saben que no deben hablar ni enviar mensajes de texto por sus teléfonos inteligentes, pero una nueva investigación sugiere que lo mismo debe aplicarse para los peatones.

Según una base de datos, más de 2,500 hombres y mujeres acudieron a una sala de emergencias por lesiones en la cabeza y el cuello que sufrieron mientras usaban un teléfono inteligente entre 1998 y 2017. Cuando esa cifra se extrapola para que incluya a todo el país, es probable que el total sea de más de 76,000 personas.

"Como médica de emergencias, he atendido personalmente a pacientes que se han metido en el tráfico, se han caído por agujeros y se han metido en otras situaciones peligrosas mientras estaban al teléfono", comentó la Dra. Teresa Murray Amato, jefa de medicina de emergencias del Long Island Jewish, en Forest Hill, Nueva York.

Los peligros de la distracción con los teléfonos inteligentes aumentan cuando no se presta atención al ambiente y los peligros circundantes, señaló Amato, que no participó en el estudio.

Los investigadores dijeron lo mismo.

"Las personas no prestan atención, y se lesionan la cabeza y el cuello porque caminan con un teléfono inteligente, y se caen y se rompen la nariz o la mandíbula", comentó el investigador principal, el Dr. Boris Paskhover, del departamento de otorrinolaringología--cirugía de cabeza y cuello de la Facultad de Medicina de la Universidad de Rutgers, en Newark.

Cuando las personas caminan, están atentas a sus teléfonos, y no a lo que las rodea. "Si no prestan atención a por dónde caminan y a lo que hacen, pueden lesionarse", advirtió.

Amato se mostró de acuerdo en que las personas que envían mensajes de texto o ven sus teléfonos mientras hacen otras tareas, como caminar, tienen un riesgo más alto de lesiones de cabeza y cuello.

"Es más probable que esas lesiones sean provocadas porque las personas tropiecen, se caigan o choquen con un objeto", dijo.

Las lesiones provocadas por las distracciones con los teléfonos celulares pueden ser bastante graves y causar un daño permanente, anotó Amato.

Este estudio solo observó las lesiones de cabeza y cuello en una base de datos, pero Paskhover apuntó que han ocurrido lesiones en los brazos, las piernas y otras partes del cuerpo (e incluso muertes) en personas que caminaban mientras estaban distraídas con un teléfono celular.

La mayoría de las personas comprenden los peligros de enviar mensajes de texto mientras conducen, observo Amato, pero quizá estén subestimando el riesgo de lesiones graves en la cabeza asociadas con caminar mientras se usa un teléfono celular.

Las lesiones más comunes fueron en la cabeza (un 33 por ciento), la cara, incluyendo el párpado, el área de los ojos y la nariz (un 33 por ciento), y el cuello (un 13 por ciento), encontraron los investigadores.

Las cortadas y los rasguños fueron los problemas más comunes, pero alrededor de un 18 por ciento de los pacientes sufrieron una lesión de un órgano interno.

La mayoría de los lesionados tenían entre 13 y 29 años (un 60 por ciento). Entre los menores de 13 años, la mayoría de las lesiones fueron provocadas por el teléfono celular en sí (un 82 por ciento), por ejemplo por la explosión de la batería del teléfono.

Pero entre las personas de 50 a 64 años, la mayoría de las lesiones fueron por usar el teléfono celular mientras caminaban (un 68 por ciento). Entre los mayores de 65 años, usar un teléfono celular mientras caminaban conformó más de un 90 por ciento de las lesiones, apuntaron los investigadores.

La única forma de prevenir esas lesiones es no estar pegado al teléfono ni bloquearse las orejas con auriculares, sino prestar atención al mundo que le rodea, añadió Paskhover.

El informe se publicó en la edición en línea del 5 de diciembre de la revista JAMA Otolaryngology--Head and Neck Surgery.

Más información

Para más información sobre los teléfonos celulares y las distracciones, visite el Centro de Investigación Pew.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Boris Paskhover, M.D., department of otolaryngology--head and neck surgery, Rutgers New Jersey Medical School, Newark, N.J.; Teresa Murray Amato, M.D., chair, emergency medicine, Long Island Jewish, Forest Hills, N.Y.; Dec. 5, 2019, JAMA Otolaryngology--Head and Neck Surgery, online

Last Updated: