Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Durante y después de una cirugía, los usuarios de marihuana necesitan más anestesia y analgésicos, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 6 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- Los usuarios de marihuana parecen necesitar más anestesia que los que no usan la droga, y también más opioides para aliviar el dolor después de una cirugía, informa un nuevo estudio preliminar.

Los usuarios de productos de cannabis que se sometieron a una cirugía por una fractura de pierna requirieron unas dosis más altas de sevoflurano, un anestésico inhalado que mantiene a la persona dormida durante un procedimiento. Esas personas también requirieron casi un 60 por ciento más de analgésicos opioides al día mientras se estaban recuperando en el hospital, encontraron los investigadores.

Los resultados concuerdan con estudios anteriores que indicaron que los usuarios de marihuana quizá necesiten más anestesia al principio para dormirlos, señaló el autor principal, el Dr. Ian Holmen, residente en anestesiología del Campus Médico de Anschutz de la Universidad de Colorado, en Aurora.

"Es similar a volar en un avión. Hay una sección de despegue, luego una sección de vuelo, y después una sección de aterrizaje. En la anestesia son la inducción, el mantenimiento y la recuperación", apuntó Holmen. "Encontramos que no solo se necesita más anestesia durante la fase de inducción, sino que también se necesita más anestesia inhalada durante la fase de vuelo".

Los hallazgos fueron presentados el lunes en una reunión en línea de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists, ASA). En general, las investigaciones presentadas en reuniones se consideran preliminares.

Las implicaciones no son funestas para la mayoría de los usuarios de marihuana, según Holmen y el Dr. David Dickerson, vicepresidente del Comité de Medicina del Dolor de la ASA.

Los usuarios de marihuana simplemente deben ser honestos con sus médicos sobre su consumo de marihuana, de forma que puedan administrar una dosis más precisa de anestésico, planteó Dickerson.

"Debemos saber que quizá se necesite más anestesia", dijo. "Lo último que deseamos hacer es administrar una dosis insuficiente a alguien que tenga un mayor requisito. Mientras más información tengamos, más podemos reaccionar y monitorizar para mantener al paciente seguro durante el procedimiento".

Pero los usuarios de marihuana que tienen problemas cardiacos o pulmonares podrían enfrentarse a cierto peligro en el quirófano, dependiendo de qué cantidad de anestésico adicional necesiten durante la cirugía, añadió Holmen.

"El sevoflurano tiene un efecto dependiente de la dosis muy claro en la presión arterial", advirtió. "Mientras más sevoflurano reciba en el quirófano, más baja será la presión arterial del paciente. Si tiene problemas cardiacos o pulmonares al entrar al quirófano, podría ser peligroso".

En este estudio, Holmen y sus colaboradores revisaron los expedientes de 118 pacientes que se sometieron a una cirugía en el hospital de la Universidad de Colorado por una espinilla fracturada.

De ellos, 30 reportaron que usaban cannabis. Holmen dijo que no se registró la cantidad ni la frecuencia, ni el tipo de cannabis que usaban: CBD, THC, marihuana comestible o fumada.

Durante la cirugía, los usuarios de marihuana no solo necesitaron una mayor cantidad del anestésico sevoflurano inhalado, sino también unas dosis más altas de analgésicos de hidromorfona, encontraron los investigadores.

También reportaron unos niveles más altos de dolor postquirúrgico, que requirieron de unas dosis más altas de analgésicos opioides para calmarlos.

Hay algunas explicaciones potenciales. Quizá el uso de la marihuana altere la forma en que el cuerpo procesa a los anestésicos y a los analgésicos, apuntó Dickerson.

"El cannabis se metaboliza en el hígado. Los medicamentos como los anestésicos y los analgésicos también se metabolizan en el hígado", comentó. "¿Hay un cambio en cómo ocurre la función metabólica del hígado tras exponerse al cannabis?".

También es posible que la marihuana cambie la forma en que el sistema nervioso de una persona responde al dolor y a los analgésicos, planteó Dickerson.

"¿Hay un cambio en nuestra neurofisiología o nuestro sistema nervioso que haga que estemos en un estado más excitado, que entonces provoque un peor dolor tras una lesión o durante la sanación quirúrgica, o que en realidad aumente la cantidad de anestesia necesaria para dormirnos o llevarnos a un sueño más profundo?", preguntó Dickerson.

Holmen anotó que también se ha mostrado que el uso de alcohol altera la cantidad de anestésico que una persona necesita.

"Los usuarios crónicos de alcohol, con frecuencia, si no han usado antes de llegar al quirófano, también necesitan más anestésico", apuntó Holmen. "Pero si lo usan en el periodo corto justo antes de la anestesia, con frecuencia requieren menos".

Dickerson dijo que podría haber alguna otra variable desconocida por la cual las personas que eligen usar cannabis necesitan más anestesia, y que lo que se encontró aquí fue simplemente un vínculo sin una relación causal directa.

En cualquier caso, Holmen y Dickerson se mostraron de acuerdo en que se debe realizar más investigación sobre cómo la marihuana afecta a la anestesia.

"El primer paso es preguntar si hay un patrón que valga la pena estudiar. Y cada vez parece más que sí lo hay", añadió Dickerson.

Más información

La Clínica Cleveland ofrece más información sobre la anestesia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Ian Holmen, M.D., anesthesiology resident, University of Colorado Anschutz Medical Campus, Aurora; David Dickerson, M.D., vice chair, American Society of Anesthesiologists' Committee on Pain Medicine; American Society of Anesthesiologists, online meeting, Oct. 5, 2020

Last Updated: