Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Un procedimiento mínimamente invasivo podría liberar a las personas con diabetes tipo 2 de la insulina

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES, 13 de octubre de 2020 (HealthDay News) -- Un estudio de tamaño reducido sugiere que un nuevo procedimiento que trata a una parte del intestino, justo después del estómago, podría permitir a las personas con diabetes tipo 2 dejar de tomar insulina de forma segura.

El procedimiento, que renueva la superficie del duodeno, se combinó con un popular tipo de medicamento para la diabetes llamado agonistas del receptor de GLP-1 (como Victoza, Trulicity, Ozempic) y consejería sobre los factores del estilo de vida, como la nutrición y la actividad física.

Seis meses tras el inicio del tratamiento, tres cuartas partes de los participantes que necesitaban insulina ya no la necesitaban. La cantidad de grasa almacenada en su hígado se redujo de un 8 por ciento a menos de un 5 por ciento.

"El duodeno tiene un gran potencial para el tratamiento de la diabetes tipo 2, y este tratamiento combinado podría ser un método revolucionario en el tratamiento de la diabetes tipo 2 y del síndrome metabólico", señaló la investigadora principal, la Dra. Suzanne Meiring, del Centro Médico de la Universidad de Ámsterdam, en los Países Bajos.

Este estudio preliminar incluyó a 16 pacientes que se sometieron a una repavimentación de la mucosa duodenal (DMR, por sus siglas en inglés). No hubo un grupo de placebo ni un grupo que solo tomara medicamentos con fines de comparación. El estudio fue financiado por Fractyl Laboratories, que desarrolló el procedimiento.

La DMR es un procedimiento mínimamente invasivo que utiliza una endoscopio, que es un tubo delgado y flexible que contiene una luz y una videocámara que permite al médico observar el interior del cuerpo. El endoscopio también puede tener herramientas especiales para el tratamiento. El tubo se guía a través de la garganta hasta el sistema digestivo.

En la DMR, el endoscopio se guía hasta el duodeno, donde los médicos repavimentan, o realizan una ablación, de su revestimiento. Meiring dijo que el motivo de que el procedimiento funcione no está claro.

"Creemos que los efectos resultan de una combinación de cambios que ocurren cuando la mucosa duodenal se somete a una ablación y rejuvenece", comentó. "Pensamos que los cambios en la señalización hormonal, incluyendo a la hormona intestinal GLP-1, las composiciones del ácido biliar y el microbioma tienen un rol importante".

Los 16 participantes habían tenido diabetes tipo 2 durante un promedio de 11 años. En promedio, habían tomado insulina durante menos de tres años. Ninguno había tomado un agonista del receptor de GLP-1 antes del estudio.

Al inicio, sus niveles promedio de A1C (un estimado de los niveles de azúcar en la sangre durante dos a tres meses) eran de menos de un 8 por ciento. Tras 12 meses, el promedio se había reducido a un 6.7 por ciento. La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) recomienda que la mayoría de los adultos busquen tener una A1C de menos de un 7 por ciento.

Tras el procedimiento de la DMR, los pacientes recibieron una dieta específica durante dos semanas. Después de esto, comenzaron a tomar el agonista del receptor de GLP-1.

Meiring dijo que los investigadores añadieron el fármaco porque también se dirige al duodeno. Esperaban que potenciara los efectos de la DMR, "y que tal vez incluso provocara un efecto sinérgico", comentó.

Observó que no piensa que los efectos positivos de este estudio surgieran solo por el tratamiento farmacológico. Otros estudios han mostrado que alrededor de un 10 por ciento de las personas que inician la terapia GLP-1 pueden dejar de tomar insulina, apuntó Meiring. En este estudio, un 75 por ciento de los que tomaban insulina pudieron dejarla.

Los participantes que no se habían librado de la insulina tras 12 meses necesitaban apenas alrededor de la mitad de la insulina que requerían antes del procedimiento.

Su índice de masa corporal (IMC, una medida de la grasa corporal basada en la estatura y el peso) promedio se redujo de poco menos de 30 a 25.5, que es casi normal, tras 12 meses.

Los investigadores dijeron que no hay ningún efecto secundario grave relacionado con el procedimiento.

La Dra. Akankasha Goyal, endocrinóloga de Langone Health de la NYU, en la ciudad de Nueva York, revisó los hallazgos.

"Se trata de un procedimiento sencillo y único que parece tener unos resultados sorprendentemente positivos", aseguró. "Pero se trata de un grupo pequeño de una población homogénea. Parece esperanzador, pero necesitamos ver unos ensayos de mayor tamaño. Y debemos saber cuánto durará el procedimiento".

El Dr. Mitchell Roslin, jefe de cirugía para la obesidad del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, aseguró que los hallazgos son "muy emocionantes", pero instó a la precaución.

Roslin planteó que el procedimiento quizá no tenga un efecto directo en la diabetes. Más bien, indicó, es probable que los cambios positivos se deban a la pérdida de peso.

"Las personas en los ensayos clínicos están motivadas para perder peso, y cambian sus hábitos de alimentación", comentó Roslin. "La pregunta es si el procedimiento es la causa [de los cambios] o se trata de una asociación. Apostaría a que es una asociación".

Los hallazgos se presentaron el martes en una reunión en línea de United European Gastroenterology. Los hallazgos presentados en reuniones en general se consideran preliminares.

Meiring añadió que unos ensayos clínicos controlados con placebo de la DMR han comenzado o comenzarán pronto en 35 hospitales, incluyendo a algunos en Estados Unidos.

Más información

Aprenda más sobre la diabetes tipo 2 en la Asociación Americana de la Diabetes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Suzanne Meiring, M.D., Ph.D. candidate, Amsterdam University Medical Center, Netherlands; Akankasha Goyal, M.D., endocrinologist, NYU Langone Health, New York City; Mitchell Roslin, M.D., chief, obesity surgery, Lenox Hill Hospital, New York City; United European Gastroenterology, online meeting, Oct. 13, 2020

Last Updated: